Martes, 23 de Enero de 2018
   
Texto
Agregar sitio a FavoritosAgregar página a FavoritosHacer página de inicioCompartir esta páginaEnviar Email con esta páginaImprimir esta páginaGuardar página como PDF

Búsqueda en Arrabal o Google

Youtube 32x32FaceBook-32x32twitter-32x32Tuenti2bloggerSur


Soy enferma mental y sueño igual que tú

(0 votos, media 0 de 5)

Para ella los límites y los imposibles no existen y está decidida a perseguir su sueño. Ha sufrido un gran tropiezo en su camino pero se ha armado de constancia, perseverancia y coraje. Ahora, empieza a recoger sus éxitos. Eva García Manzano tiene 40 años, es malagueña y estudió magisterio. Ya a partir de los 17 años comenzó a manifestarse su enfermedad, pero fue hace seis cuando una gran crisis trastocó su vida y la puso patas arriba. Y es que un año antes habían fallecido sus padres y no pudo soportar el golpe, agudizándose su esquizofrenia.

«Llevo 20 años enferma de esquizofrenia. Hace siete que murieron mis padres y hace seis que me puse mala. Anteriormente sólo necesitaba una pastilla para dormir», explica. Fue entonces cuando acudió a la Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental (Faisem) y sus progresos han sido más que notables recuperando las riendas de su vida. Ahora reside en un piso tutelado, a donde ha pasado de una casa hogar de la fundación pública, y pronto alcanzará de nuevo su independencia total y se irá a vivir a su casa.

La historia de Eva es una de las cinco experiencias de enfermos mentales que se recogen en el documental Sueño igual que tú, de Alberto del Pozo y Daniel Strömbeck, de 45 minutos de duración. Se trata de personas que han pasado por Faisem. El afán de superación de estos enfermos es el objeto de estos intensos minutos. El trabajo, el paso de una casa hogar a un piso, el deporte, el arte, la familia, el amor y los hijos, el afán por recuperarse. En definitiva hacer ver a familiares, afectados y a la sociedad en general que las personas con problemas de salud mental pueden vivir como cualquier otra, si cuentan con determinados apoyos. Ellos tienen sueños, al igual que cualquier persona.

Esta malagueña, junto a Milagros Leal, de Jerez, y, Daniela Lucero, José Antonio Natera y Manuel Benavides, de Sevilla, son los cinco protagonistas de esta cinta que se presentó ayer en Málaga y se proyectó a las 18.00 horas en Cinesur de Málaga Nostrum ante 300 personas. Hoy tendrá lugar un nuevo pase a la misma hora en el Parque Miramar de Fuengirola.

La enfermedad mental. El 25% de la población general es susceptible de padecer algún trastorno mental y de éstos el 1% de naturaleza psicótica, indica el delegado de Faisem en Málaga, Juan Francisco del Campo.

Acerca de la evolución de estas patologías indica que detecta un aumento de la demanda de recursos, una realidad que achaca a que el rol del cuidador familiar se está perdiendo. «Se requieren y se demandan cada vez más espacios ajenos a la familia», señala. «El objeto de Faisem es que la persona pueda recuperarse», explica.

Y el cambio puede ser espectacular. «Al principio necesitaba ir acompañada a todas partes porque me daba miedo salir a la calle sola. En Faisem me han dado mucho apoyo, los monitores me han escuchado siempre y me han prestado ayuda cuando lo he necesitado», confiesa Eva, que afirma además que se ha animado a coprotagonizar este documental para concienciar a la sociedad. «Cada vez los pacientes nos integramos más. Mi progreso ha sido mayor en estos últimos años, porque cuando vivía con mi familia tomaba fármacos, pero no me encontraba bien, tenía tristeza, un gran pesar. Mi progreso ha sido perfecto», relata. Ahora Eva tiene un gran sueño. «Yo con lo que sueño es con volver a trabajar» como maestra, una actividad que realizaba antes del brote de su enfermedad. «El día de mañana quiero seguir siendo maestra –continúa–, aunque también me gusta pintar al óleo, la cerámica y la cocina», explica mientras sonríe e imagina. Sólo necesita una nueva oportunidad.

El empleo, principal escollo una vez llega la normalización. La Fundación Pública Andaluza para la Integración Social de Personas con Enfermedad Mental (Faisem) ofrece apoyo, acompañamiento, un hogar y, a la vez, talleres donde poder aprender diferentes oficios. Pero uno de los mayores escollos del colectivo es el empleo, según pusieron de manifiesto ayer en la presentación del documental. En este campo entran en juego los centros especiales de empleo, que completan el círculo de atención.

Rafael Romero es gerente de Multiser del Mediterráneo, un centro especial de empleo participado por Faisem, que cuenta actualmente con 110 trabajadores, de los que el 70% son personas con enfermedad mental. «Nosotros somos esa parte del sueño», dijo Romero. Se dedican al sector servicios: limpieza, jardinería, hostelería, servicio de cocina, gestión de aparcamientos y logística y distribución.



Comentarios (0)
Solamente los usuarios registrados pueden dejar comentarios

Formulario de acceso

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Ya se han establecido las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies.

Acepto las "cookies" de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information